Literatura juvenil dfbc60f797317607676598044a00efa7

Publicado el 21 de septiembre de 2016 | por Diego Marín

0

Poemas para la paz

Hoy, miércoles 21 de septiembre, es el Día Internacional de la Paz. Creemos que los buenos motivos como este merecen ser celebrados. De modo que, de una forma literaria, aquí va nuestro homenaje con 7 poemas para la paz.

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes, tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes, tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes, tristes.

Miguel Hernández

Solo tres letras, tres letras nada más,
solo tres letras que para siempre aprenderás.
Solo tres letras para escribir PAZ.
La P, la A, y la Z, solo tres letras.
Solo tres letras, tres letras nada más,
para cantar PAZ, para hacer PAZ.
La P de pueblo, la A de amar
y la zeta de zafiro o de zagal.
(De zafiro por un mundo azul,
de zagal por un niño como tú.)

Gloria Fuertes

“Mariana, ¿qué es el hombre sin libertad?

¿Sin esa luz armoniosa y fija que se siente por dentro?
¿Cómo podría quererte no siendo libre, dime?”
“Los poetas seremos viejos y solitarios.
Bajo el olivo añoso cantaremos la Paz”.
“Dirá: paz, paz, paz,
entre el tirite de cuchillos y melones de dinamita;
dirá: amor, amor, amor,
hasta que se pongan de plata los labios.”

Federico García Lorca

¡Paz, paz, paz! Paz luminosa.
Una vida de armonía
sobre una tierra dichosa.
Paz sin fin, paz verdadera.
Paz que al alba se levante
y a la noche no se muera.

Rafael Alberti

“Aquel que en la paz
por la guerra suspira,
ya despedirse puede
del placer y de la dicha
de esperar que a las almas
ingenuas las anima.”

Goethe

Donde veas
que el látigo o la espada se levantan
que la prisión redobla sus cerrojos
que los fusiles amenazan muerte
acércate y, a pecho descubierto,
lanza un tremendo NO que salve al mundo.

Ángela Figuera Aymerich

“La guerra es el crimen estúpido por excelencia,

el único que no puede alcanzar
el perdón de Dios ni de los hombres”.
“La guerra está contra la cultura,
pues destruye todos los valores espirituales.”
“¡Señor! La guerra es mala y bárbara; la guerra
odiada por las madres, las almas entigrece;
mientras la guerra pasa, ¿quién sembrará la tierra?
¿Quién sembrará la espiga que junto amarillece?”

Antonio Machado

Tags: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top ↑